Adverbios invariables

Los adverbios son palabras que complementan, califican o modifican a un verbo, un adjetivo o incluso a otro adverbio. Gracias a sus características, este tipo de palabras son invariables. Esto se debe a que no presentan accidentes gramaticales, o flexivos, además de que no se ajustan a un género ni responden a ninguna conjugación verbal. Por lo tanto, esto quiere decir que todos los adverbios son invariables dado a que permanecen igual independientemente del verbo, adjetivo o adverbio al que acompañen o afecten.
De esta manera, los adverbios siempre se escriben igual, independientemente del tipo de oración o modo en el que esté conjugado el verbo al que afectan. En este sentido, todos los adverbios son invariables por naturaleza. Así que cualquiera de ellos se pueden usar indistintamente en distintas expresiones.

Ejemplo de adverbios invariables:

Mi hermano ayer estuvo aquí en mi casa.
Mi hermano ahora está aquí en mi casa.
Mi hermano mañana estará aquí en mi casa.
Mi hermano estaría aquí en mi casa.
Mi hermano estaba aquí en mi casa.
Todos están ahora aquí.
Todos estuvieron un rato aquí
Aquí todos nos llevamos muy bien.
Todos nos veremos aquí.
Todos hubiéramos estado aquí.